Fotografía: Prensa Presidencia.
Véase también:
A Ley proyecto de protección al empleo; financiará hasta el 70% del sueldo por 3 meses.
Aprueban Bono de Emergencia COVID-19 ¿cuándo se comienza a pagar?.
COVID-19: anuncian postergación en pago de servicios básicos desde hoy para el 40% más vulnerable.
Ingreso Familiar de Emergencia ¿cuándo se pagará y quienes lo recibirán?

SANTIAGO (La Opinión de Chiloé) — A través de un punto de prensa en el Palacio de La Moneda, durante este miércoles el Presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó una propuesta para ir en ayuda de los trabajadores independientes con boleta de honorarios, lo que ha sido calificado como el tercer eslabón de la agenda económica para enfrentar la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19.

En términos generales, se trata de un nuevo seguro de protección de ingresos para este tipo de trabajadores con beneficios similares a los otorgados por el seguro de cesantía; en tal marco, se pretende crear un fondo de resguardo para aquellos que emiten boletas de honorarios. El anuncio se realizó en un acto en el que estuvo presente la Primera Dama, Cecilia Morel, y los ministros de Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, y de Hacienda, Ignacio Briones.

El beneficio abarcará inicialmente a 1,2 millones de personas, quienes deberán solamente presentar una declaración de autoridad sobre catástrofe, calamidad pública o crisis sanitaria, o bien, una caída significativa de al menos un 20% de sus ingresos. Sin embargo, cuando el seguro se encuentre en pleno funcionamiento, se llegará a beneficiar a dos millones de trabajadores.

El seguro se activará para aquellos que hayan emitido boletas en al menos 4 meses dentro del último año, o que hayan emitido boletas en al menos 8 meses dentro de los últimos dos años. Será compatible con otros pagos como el de pensiones o los beneficios del Seguro de Cesantía.

El primer mandatario aseguró que «va a tener un carácter solidario y va a proteger con mayor intensidad a los trabajadores de menores ingresos y a los que hayan tenido las mayores caídas en sus ingresos».

El fondo entregará un monto de dinero calculado en base al nivel de caída de los ingresos de cada beneficiario en los meses posteriores a la catástrofe sanitaria, utilizando como referencia los 12 meses previos al comienzo de ella. Además, este beneficio entregará hasta tres pagos dentro de los nueve meses posteriores al comienzo de la crisis sanitaria, por un monto que puede ascender hasta los $500.000.- (tope)

En consecuencia, el fondo tendrá una serie de límites y topes que beneficiarán a los trabajadores de menores ingresos. Con esto, se asegura que las tasas de reemplazo de caídas, es decir, el porcentaje de la disminución de ingresos que repone el seguro, sea de 70% para el ingreso mínimo y vaya decreciendo paulatinamente.

El Mandatario indicó que una persona con ingresos cercanos al salario mínimo y que ve sus ingresos caer a cero tendrá una compensación de $225.000.- mensuales, mientras que un trabajador con ingresos cercanos a un millón de pesos recibirá, en el mismo escenario, una retribución de $462.000.-

«Hemos estado trabajando en crear una Red de Protección Social, para que esa voluntad de no dejarlos solos, de acompañarlos, de apoyarlos y ayudarlos, tenga una expresión que se sienta en la vida y la calidad de vida de todos nuestros compatriotas», destacó el Mandatario.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, acotó que «el diseño permanente de este instrumento tiene que ver con cubrir shocks exógenos, que no dependan de la voluntad del independiente con boleta, sino que sean externos a ellos, como una pandemia como la que tenemos a la vista o el día de mañana una recesión o una crisis de otra naturaleza. Eso es lo que estamos diseñando».

«Estamos hablando de tres giros, tres mensualidades en esta ventana de aquí a fin de año que van a ser cubiertas a través de la creación del fondo», reiteró el ministro.

El fondo comenzaría a operar una vez sea despachado del Congreso y con 300 millones de dólares iniciales inyectados por el fisco. Para financiarlo de forma constante, se contempla que cada trabajador independiente realice un aporte obligatorio del 0,4% de acuerdo al valor de cada boleta que vaya emitiendo, «de forma tal de poder ir construyendo esta seguridad social de forma institucional», dijo Briones.

Se espera que la distribución del fondo quede a cargo de la Tesorería General de la República, pero una vez que los trabajadores empiecen a cotizar en este seguro, se pretende que sea la Administradora del Fondo de Seguro de Cesantía (AFC) la que lo gestione. «La transición la va a ser tesorería, por lo tanto esta va a ser una solución muy expedita», dijo el ministro.

Esta iniciativa busca complementar las medidas ya anunciadas por el Ejecutivo y que generan una protección importante para trabajadores dependientes, desempleados, informales e independientes.

Entre las iniciativas se encuentran la Ley de Protección al Empleo, que protegerá a 4,7 millones de trabajadores permitiéndoles acceder a los beneficios del seguro de cesantía en distintas circunstancias e impidiendo los despidos por fuerza mayor; el ingreso familiar de emergencia, para hasta 4,5 millones de personas; el Bono Covid-19, que se comenzó a pagar a más de 2,7 millones de chilenos; y un impulso al crédito con condiciones preferenciales por US$24.000 millones para financiar capital de trabajo para el 99,8% de las empresas de Chile.

“Comprendemos y hacemos nuestros los temores, las privaciones, las incertidumbres y las angustias que sabemos afectan a muchas familias chilenas en estos difíciles tiempos que estamos viviendo. Y queremos asegurarles a todas esas familias que no están solos, que el Gobierno y muchas personas de buena voluntad de la sociedad civil los vamos a acompañar, a ayudar y a apoyar durante estos tiempos difíciles para poder volver a ponernos de pie”, dijo el Presidente.



Este Post Aparece Primero en La Opinion de Chiloe