VALPARAÍSO (La Opinión de Chiloé) — Durante la madrugada de este martes, la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado despachó el proyecto de reforma constitucional que permite el retiro excepcional de hasta el 10% de los fondos acumulados de capitalización individual en las Administradoras de Fondos de Pensiones, por lo que la iniciativa queda en condiciones de ser votada por la Sala, a contar de este miércoles.

El proyecto entrará entonces con algunas modificaciones, siendo una de las más relevantes aquella que indica que todas las personas podrán hacer uso de la ley, vale decir, todos aquellos que pertenecen al sistema de pensiones podrán usar el beneficio, incluyendo los jubilados. Ello luego que se dejara sin precisar a nivel técnico el término «afiliado».

Ahora bien, en cuanto a los montos, se mantuvo invariable según lo que se estableció en la Cámara de Diputados, por lo que se podrá retirar desde la AFP hasta el 10% de los fondos acumulados, con un tope máximo de 150 UF (unos $4,5 millones) y un mínimo de 35 UF (poco más de $1 millón). Si se tiene menos del millón, se podrá extraer la totalidad de los ahorros.

Lo que se votará en el Senado explicita que una vez que salga la ley, habrá un año de plazo para solicitar el 10% a las AFP, quienes tendrán que brindar el soporte digital, telefónico o presencial para la operación. Además, tras una indicación de la senadora Ximena Rincón se estableció que los recursos se transferirán automáticamente a una «Cuenta 2 de la AFP», la cual no tendrá cobro de comisión de administración ni costo alguno, o a una cuenta bancaria.

Por otro lado, se reafirmó que el pago se hará en dos cuotas, siendo la primera de ellas transferida en 10 días hábiles tras la solicitud.

Se estima que un 27% de todos los chilenos quedará con cero cotizaciones acumuladas tras retirar su dinero, mientras que según el Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, «el ciudadano o afiliado promedio va a retirar el 44% de su saldo».

Lo anterior, indicó, traerá efectos para el Estado que deberá asumir las futuras pensiones de casi 2,8 millones de personas ya que quedarían sin ahorros previsionales: «hemos hecho los cálculos y quiero decirles con mucha claridad, que el costo económico para el Fisco en valor presente, con todos los gastos que van a tener que generarse por esta vía a futuro, son nada menos que 3.520 millones de dólares«.

Ante la Comisión de Constitución del Senado, la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, reafirmó el dato al asegurar que un «27% de los afiliados retirará la totalidad de sus fondos provisionales, lo que equivale a 2,8 millones de personas».

Enfatizó la secretaria de Estado que un «41% de los afiliados retirará el 10% de sus fondos, lo que equivale a 4,5 millones de personas, y un 6,35% podría retirar el tope que propone el proyecto que equivale un poco más de cuatro millones».

Según el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, el retiro promedio sería de $1.300.000.-, mientras que si todos los chilenos sacan sus fondos, entrarán a circular en la economía alrededor de 19.640 millones de dólares, lo que equivale a alrededor de 15 millones de millones de pesos. El mayor porcentaje a retirar recaería en el fondo C, con 6.781 millones de dólares, equivalentes al 35% de lo ahorrado en ese fondo.

Los que sacarán la mayor cantidad de recursos son aquellos que tienen entre 45 y 55 años de edad, correspondiente al 28% del total con 5.482 millones de dólares, seguidos por las personas entre 35 y 45 años con el 23%. Los afiliados menores a 25 años retirarían solo el 4% de los fondos, así como los mayores, sobre 65 años (5%).

Macías detalló que el retiro afectaría las pensiones futuras de todos quienes retiren sus fondos, y que variará en una reducción que irá entre un 5% y 12% dependiendo de la edad actual del afiliado.

Para el caso de Chiloé, y según cifras acumuladas a abril de 2020 que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, el total de afiliados que accedería al beneficio llega a las 120.907 personas, con la mayor cantidad en Castro (32,2%), Ancud (24,3%) y Quellón (15,4%).

Fuente: Elaboración propia en base a información de Superintendencia de Pensiones, abril de 2020.

Si se considera al promedio como medida de tendencia central para estimar cuánto sacará un isleño cualquiera, se proyecta que ingresarán a los bolsillos de los chilotes más de 157 mil millones de pesos, más precisamente $157.179.100.000.-

Por otro lado, si se es más conservador, vale decir, si se considera a la mediana como medida de tendencia central para estimar cuánto sacará un isleño cualquiera, se proyecta que ingresarán a los bolsillos de los chilotes más de 120 mil millones de pesos, más precisamente $120.907.000.000.-

Tomando como referencia los datos de la última Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) ajustados por inflación, se estima que un trabajador en Chiloé percibe como ingreso medio real $510.501.- al mes, por lo que la ley de retiro del 10% equivaldrá a entre dos y tres sueldos mensuales por persona.

Hay que reiterar acá que la posibilidad de retirar hasta el 10%, de aprobarse, aplicará para todos, incluyendo a los pensionados. Eso sí, se debe precisar que según antecedentes que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, a mayo de 2020 hay que 7.083 personas que recibían Pensión Básica Solidaria (5.292 de vejez y 1.791 de invalidez), por lo que carecen de ahorros previsionales al haberse extinguido o porque nunca cotizaron.

Por otro lado, a mayo de 2020, hay otros 12.702 pensionados que reciben Aporte Previsional Solidario (11.797 de vejez y 905 de invalidez) que si podrán acceder al retiro. Eso sí, el monto será variable.

Fuente: Elaboración propia en base a información de Subsecretaría de Previsión Social. mayo de 2020.
NOTA DE LA REDACCIÓN: Este artículo fue elaborado por el Director y Editor General de La Opinión de Chiloé, Juan Miguel Vera, gracias a la información y documentación discutida en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado.



Este Post Aparece Primero en La Opinion de Chiloe